Deja un comentario

Carta a Kenenisa Bekele

Kenenisa Bekele

                                                    Kenenisa Bekele

Eres un grande y lo has conseguido todo en el fondo. Has conseguido asombrar al mundo y nadie ha dudado nunca que eres el sucesor del Gran Emperador Heile Grebeselassie. Sin embargo, sabes que ayer fallaste.

Puede que nos te expliques por qué -con más experiencia, un mejor circuito y rivales más exigentes- tu rendimiento no ha sido tan bueno como el de hace seis meses. No es que ahora seas peor que hace unos meses, es que el cuerpo no siempre está como tú quieres. Qué voy a contarte yo si hace tiempo que estas en estas lides y que por lo tanto y por extensión ya conoces la gloria y la decepción. Sabes que lo que separa a ambas situaciones es algo tan fino como una línea de papel.

El Maratón tiene estas cosas, es la prueba de los detalles: desayuno, sueño, calentamiento, estado emocional, cansancio, etc. Todo tiene que ser perfecto y aún así nada asegura que el día que has señalado en tu calendario sea el mismo que ha señalado tu cuerpo.

No entreno contigo, pero me da la sensación (por lo que apuntan los medios) que has saltado al asfalto sin dejar de mirar de reojo a la pista. Esto vale para, teniendo el día bueno, hacer 2:05 pero no para ganarle a corredores de primer nivel que viven y entrenan por y para la Maratón.

Creo que si quieres el Oro en Río y el Record del Mundo en Berlín vas a tener que tomar una decisión a todo o nada. Vas a tener que decidir si quieres ser competitivo en tu prueba o si  quieres dar el salto definitivo a la Maratón. Trabajar con los dos objetivos, aunque sea con la clase que atesoras, es quedarte en terreno de nadie.

Si decides lo segundo te va a costar, porque las referencias en los entrenamientos de siempre ya no sirven. Vas a tener que modificar muchas cosas, incluso tu forma de correr para ganar economía. Te va a tocar aumentar la cantidad de Km que son menos exigentes y entrenar a tu cabeza para escapar del aburrimiento que produce a veces el paso anodino de  los Km a 3:15. Finalmente, te va a tocar aprender, como cuando eras un niño y mirabas a Gebre. Vas a tener que hacer un ejercicio de modestia y mirar con el mismo asombro a atletas como el que te ganó ayer, para absorber de su forma de trabajar lo que mejor se adapte a tus características.

Hoy no eres el mejor, pero tampoco creo que seas el rey que abdica porque ya lo ha dado todo a su deporte. De hecho, los que amamos este deporte, igual que tú, seguimos esperando mucho de ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: